viernes, 31 de agosto de 2012

Los cines 3D, la visión estereoscópica y los problemas de visión



Llega el fin de semana, y con él los días de descanso y ocio, por eso hoy queremos hablaros sobre uno de los planes más comunes en cuanto a ocio, que solemos realizar todos. ¿Os hacéis una idea? ¿No?... Pues os lo desvelamos, el cine tridimensional. De hace un tiempo en adelante, los efectos tridimensionales han invadido nuestras pantallas cinematográficas, creando efectos que hacían más reales los visionados de las películas.

Pues bien, ¿Y qué relación tiene todo esto con la oftalmología? Debéis saber que no todo el mundo tiene la capacidad de poder apreciar la tridimensionalidad en las imágenes. ¿El motivo? La visión estereoscópica. Y es que nuestros ojos son como cámaras fotográficas. Concretamente este efecto se obtiene fotografiando dos veces la misma escena, desde un ángulo diferente y posteriormente montar las dos fotos y fundir sus imágenes mediante espejos.

 De hecho, y según los datos obtenidos por la Asociación Americana de Optometría, entre tres y nueve millones de personas tienen problemas con la visión binocular que les prohíben ver la televisión en 3-D y las películas. Por lo que basta con tener alguna anomalía visual  ya sea estrabismo, ojo bajo, visión descompensada o problemas de convergencia visual para que se anule el efecto tridimensional.

Pero como suele decirse, no hay mal que por bien no venga, y este tipo de ocasiones puede servir como prueba para detectar enfermedades o irregularidades visuales en personas, que aún no han revisado su vista.

Si te has sentido identifaco con algunos de los datos que hemos dado, y crees que más vale curarse en salud, puedes pedir cita online con nosotros en nuestra página web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada