viernes, 24 de mayo de 2013

Publicidad engañosa y Salud



Actualmente existe una mancha que se extiende como el aceite en nuestra profesión y que intenta terminar con la transparencia de un quehacer noble y altamente satisfactorio como es dar salud en  nuestro entorno.

El engaño, la falta de escrúpulos y la consecución de unos objetivos quirúrgicos basados en números han convertido nuestra profesión en cualquier cosa menos algo noble.

El éxito fugaz y a corto plazo, las presiones económicas, el querer ser ante todo empresario y no médico, ha degenerado en una guerra de cifras y bajo el manto de ser competitivo  tapar todas las vergüenzas.

La publicidad engañosa en la salud es despreciable porque cuando el paciente se da cuenta del engaño, tiende a globalizar sus conclusiones generalizando en sus criterios… los médicos son unos chorizos…

Es incompatible la alta tecnología, la excelencia en los tratamientos, el trabajo bien realizado que necesita tiempo y conocimiento con cirugía de bajo coste, que ya es de ínfimo coste y que finalmente lleva a algunos a realizarla a cualquier coste o cueste lo que cueste.

El tirar por tierra años de estudios y sacrificios, entendiendo que el precio es lo único importante y que el procedimiento y la experiencia no importa nos llevará irremediablemente a valer lo que cobramos y como eso es cada vez menos al final no valdremos nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada